S?bado, 29 de noviembre de 2008

Hipólito Restó & Arte

Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Argentina

ORLANDO ARGAÑARAZ

EXPRESIONES

Orlando Argañaraz, busca asentar el poder del dibujo, ama el detalle, consiguiendo mostrarnos la formulación de la evidencia a partir de conocer una realidad que atesora entre sus deseos, anhelando con determinación su gran y precisa confluencia de detalles con el color.

Trabaja el dibujo, que es la base de su discurso, mostrando sus dominios, su gran técnica, para, después, aplicarle óleo o acrílico, describiendo de manera realista las necesidades que completan el objeto de su atención, por ejemplo, en este caso, su serie de atractivos animales.

Primer plano, primerísimo plano, plano americano, centrando la composición, buscando el centro equidistante, siendo un buscador del equilibrio, interesándose, a continuación,  en el detalle, en la parte compositiva que conforma el armazón que conlleva, en sí mismo, la evidencia de la determinación de lo descrito.

Aborda el tigre o el chimpancé como si estuviera delante de ellos, a base de primeros planos y planos americanos, donde los ojos del animal corresponden al centro real de la composición pictórica. Una composición que se configura en la dinámica equidistante, en el equilibrio de elementos, color, forma, posición y situación, para, fijarse en la necesidad de ir más allá de las anécdotas del detalle, nutriéndose de color, dejándose embriagar por la paleta cromática, dentro de los atisbos realistas consecuentes.

No hay ánimo de ir más allá de lo real, sino que procura conectar con la propia serenidad interior que acontece a todo lo existente, incluidos aquellos animales, como este es el caso, salvajes, poderosos, pero, a la vez, sutiles, con un fondo que es parte de su propio destino.

Ama la realidad, busca pervivir a través de la descripción, para ser coparticipe de la misma, permitiéndose exhibir su destreza en el dominio de la composición, sin olvidarse de ningún detalle, siendo un artista plástico argentino amante de lo híper, que indaga en la serenidad interior, consiguiendo centrar su vista en la real realidad, que no es otra cosa que invención de su cerebro, aunque la expresa como  convencionalmente se puede esperar.

Es un pintor que se conecta con la formulación de la evidencia, siendo parte del todo que le circunda, porque el detalle es la nada, la nada el vacío, y este la realidad que es vista por una parte de nuestro cerebro como la gran hiperrealidad.

 

Joan Lluís Montané

De la Asociación Internacional de Críticos de Arte (AICA)


Tags: Arte, Galerías de Arte, Pintores, Cultura, Plástica, Exposiciones, Muestras

Publicado por HipolitoRestoArte @ 20:01
Comentarios (0)  | Enviar